martes

DÍA DEL MEDIO AMBIENTE
¿Qué hice para merecer tu desprecio?
Destruyes mis bosques,
acabas con los animales que alegran el día.
Construyes sin importa nada ni nadie,
y eres tan egoista que hasta combates contra tí mismo.

No son de tu gusto los paisajes que construyo,
ni el agua que bebes, o los alimentos que tomas.
Si bien puedes decir que no soy justa en algunas zonas
donde el calor en incesante de día
y el frío insoportable de noche.
Donde sólo la soledad es aparente,
donde la vida se hace más difícil.

Pero dime, supone eso un verdadero problema
o eres tú el que ha complicado las cosas.
Interesados que pagan por no cultivarme
y mantener el precio de sus productos,
compañías insensatas que sólo piensan en el ahora
y en el ellos.
Sus desechos no sólo me contaminan a mi,
sino que te destruye a ti también.

Recuerdo cuando apenas sabías caminar.
Andabas entre lo árboles, y comías lo que necesitabas.
Luego creciste y como niño malcriado empezaste a querer más.
Ahora te reproduces como conejos
sólo que contigo, no hay plaga ni animal que pueda detenerte.
Destruyes la única casa que has tenido y que puedes tener.

Mi paciencia se acaba, mis fuerzas también.
Creía que eras inteligente,
y resulta que tarde me dí cuenta
que tan sólo eres un ser vivo capaz de autodestruirse
y acabar con todo lo que ha creado.

¡Qué pena me da saber que no eres lo que pensaba serías!
¡Qué tarde me di cuenta que por tí moriría!

Ten en cuenta solo una cosa más,
me llamas Madre Tierra, pero puedo dejar de hacerlo.
No soy solamente tu sustento,
también lo soy el del resto de la creación.
Si te empeñas en continuar este camino,
no me dejas otra opción.
No dejaré que destruyas todo,
no dejaré que acabes con tu propia especie de forma tan tonta.
El tiempo atrás ha empezado.
Cambia para salvarte,
cambia para salvarnos a todos.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal