lunes

¿CÓMO NACIÓ LA NAVIDAD?
Una de las mayores celebraciones en el año para los cristianos, tiene elementos paganos

Actualmente, la Navidad es una fiesta más profana que religiosa. Es tiempo de gran actividad comercial e intercambio de regalos, reuniones y comidas familiares. Algunas tradiciones se han salvado del olvido y otras nuevas han surgido a lo largo de los años.

Es una celebración anual en la que se conmemora el nacimiento de Jesucristo en Belén según los evangelios de san Mateo y san Lucas. Es la más importante fiesta del año eclesiástico cristiano después de la Pascua de Resurrección.

Por otro lado, La Biblia se refiere al Mesías como "Sol de Justicia". Por ello, desde fines del siglo IV, en el mundo cristiano se celebraba la Navidad el 25 de diciembre a excepción de las iglesias orientales, griegas y rusas que la realizaban el 6 de enero con la fiesta Teofanía o manifestación de Jesús como Dios.

Sin embargo, al no tener pruebas escritas de la fecha del nacimiento de Jesús, fue necesario la influencia de san Juan Crisóstomo y san Gregorio de Nacianceno en el año 345 para que fuese proclamado el 25 de diciembre como fecha de la Natividad del niño Dios de los cristianos.

De esta manera seguía la política de la iglesia primitiva de absorber en lugar de reprimir los ritos paganos existentes, que desde los primeros tiempos habían celebrado el solsticio de invierno y la llegada de la primavera.

La fiesta pagana más estrechamente asociada con la nueva Navidad era el Saturnal romano, del 17 al 23 de diciembre. Esta era en honor de Saturno, dios de la agricultura. Durante los días de fiesta, siete en total, se desarrollaban bulliciosas diversiones y banquetes. Al mismo tiempo, se celebraba en el norte de Europa una fiesta de invierno similar, conocida como Yule, en la que se quemaban grandes troncos adornados con ramas y cintas en honor de los dioses para conseguir que el sol brillara con más fuerza.

Una vez incorporados estos elementos, la Iglesia añadió posteriormente en la edad media el nacimiento y los villancicos a sus costumbres. En esta época, los banquetes eran el punto culminante de las celebraciones. Todo esto tuvo un abrupto final en Gran Bretaña cuando, en 1552, los puritanos prohibieron la Navidad. Aunque la Navidad volvió a Inglaterra en 1660 con Carlos II, los rituales desaparecieron hasta la época victoriana.

El arbolito

Este símbolo navideño forma parte de la celebración de las fiestas. Las navidades que conocemos hoy día, son producto del siglo XIX. Sin embargo, la tradición de decorar el árbol es muy antiguo. Ya lo hacían los romanos para cada celebración, aunque no fuera exactamente para la navidad. Originario de zonas germanas, dice la leyenda que en la antigua Germania del siglo VII, un monje misionero inglés taló en Nochebuena un roble que era usado en las fiestas paganas para ofrecer sacrificios humanos. Y en ese sitio, creció un abeto. Esta especie fue tomada después como símbolo del cristianismo.


Otra leyenda europea cuenta que durante una fría noche de invierno, un niño buscó refugio en la casa de un leñador y su esposa, que lo recibieron y le dieron de comer. Durante la noche, el niño se convirtió en un ángel vestido de oro: era el Niño Dios. Para recompensar la bondad de los ancianos, tomó una rama de un pino y les dijo que la sembraran, prome

Otras tradiciones

Los villancicos fueron recuperados y se compusieron muchos nuevos. Las tarjetas de navidad no empezaron a utilizarse hasta la década de 1870, aunque la primera de ellas se imprimió en Londres en 1846. La familiar imagen de Santa Claus, con el trineo, los renos y las bolsas con juguetes, es una invención estadounidense de estos años, aunque la leyenda de Papá Noel sea antigua y compleja, y proceda en parte de San Nicolás y una jovial figura medieval, el espíritu de navidad. En Rusia lleva tradicionalmente un cochinillo rosa bajo el brazo.

Actualmente, la Navidad es una fiesta en el que se intercambian regalos acompañado por reuniones y comidas familiares. La tradición cuenta, sobre todo en los EEUU, que después de cenar, la gente reunida, especialmente los niños, deben irse a la cama y dormir hasta llegado el nuevo día cuando entonces pueden abrir los regalos. Incluso se encuentra tan arraigada esta tradición de regalar en vísperas de la nochebuena, que los madrileños gastarán entre 300 y 400 euros este año.

En Occidente se celebra la Misa del gallo en iglesias y catedrales. En los países de América Latina, de arraigada tradición católica, se celebra especialmente la Nochebuena (24 de diciembre) con una cena familiar para la que se elaboran una diversidad de platos, postres y bebidas tradicionales. Y no olvidar, la celebración de la navidad con fuegos artificiales y cohetes, aunque es más común utilizarlos en la Noche Vieja.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal