domingo

REPORTAJE ESPECIAL:
CABALGATA DE LOS REYES
Este año Madrid otorga a la cabalgata de reyes un significado mucho más profundo que la tradicional leyenda

Este 5 de enero las familias y los niños guardaron sus puestos a los lados del Paseo de la Castellana para recibir a los reyes magos, llenos de regalos para los que se portaron bien. Sin embargo, este año vienen con algo más. Son embajadores de tres continentes (África, Asia y Europa) y símbolos de las tres edades del hombre.

Según el Evangelio de Mateo, unos sabios extranjeros que venían de Oriente fueron a Belén a conocer al que, según tenían entendido, iba a ser el rey de los judíos, el Mesías. Les guía una estrella y tienen la intención de ofrecer simbólicos regalos al recién nacido: le presenta el oro reconociéndole como rey, el incienso como Dios y la mirra como hombre. Es decir, una metáfora que significa que el mundo hasta entonces conocido reconoce a un Jesús universal, para todos.

Este año, en la comunidad de Madrid, la tradicional cabalgata ha representado esta leyenda con un nuevo significado. Cada rey mago representa a una cultura actúando como embajadores del mundo. Así, Melchor, el más antiguo según la tradición, simboliza a los europeos y ofrece el oro al recién nacido, Gaspar representa a los semitas de Asia y trae el incienso, y Baltasar viene de África con su mirra.

El objetivo era hacer de este mito un ejemplo de que las culturas y los pueblos se pueden unir en la búsqueda de un objetivo común: un mensaje de paz, solidaridad y convivencia.


Desarrollo de la cabalgata

Los niños se prepararon para una tarde diferente. La llegada de los Reyes Magos supone una rica cena y a la cama para encontrarse con los regalos al día siguiente.

La gente guardó sitio a lo largo de 2,4 km de recorrido incluso 3 horas antes del evento. Sin embargo, la emoción y el buen clima hizo que las horas se pasaran rápido.

La estrella de Belén inció la cabalgata a las 6 de la tarde. Luces, carrozas, bailarines, bandas y animales le siguen en una fiesta de colores y magia.

Este año se lograron colocar para el público en general un total de 16000 asientos en todo el recorrido de la cabalgata. Además, dos grandes pantallas situadas en Cibeles permitían a las miles de personas ver lo que sucedía en la calle.

Más de 30 elementos entre carrozas, vehículos clásicos y pasacalles componían la cabalgata de este año. Más de 3000 kilos de caramelos fueron repartidos esta noche.

Las Mil y Una Noches fueron uno de los temas representados en las carrozas de este año. Se trata de la historia de Schehrazada, quien para lograr mantener su vida, cuenta cada noche una historia al cruel sultán dejándole con la duda de qué sucederá hasta el próximo día. Una de las tantas historias que cuenta fue materializada durante la cabalgata. La mágica historia de Aladino y la Lámpara Maravillosa, mejor conocido por la versión de Disney, se hizo presente en una de las carrozas. Él y la princesa saludaron a todos los reunidos desde la alfombra voladora.

Y llegaron los reyes!!!!!!! Melchor es el primero en saludar desde su trono formado por una galaxia azul. Estrellas y satélites le sirven de asiento a Gaspar, y Baltasar se presenta con su carroza hecha de estrellas diversas.

50 músicos, 75 pajes, 3 dromedarios, 9 jinetes y 3 guías acompañaron a los reyes de oriente en su recorrido por el Paseo de la Castellana hasta llegar a la plaza de Cibeles donde la fiesta continuó con actos musciales como el de My Dream de la China Disable Peolpe´s Art Group.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal